El Museo

El museo en el jardín

 

 

 

 

 

 

 

 

En el corazón del VI° distrito de París, el jardín del Luxemburgo se extiende por cerca de 24 hectáreas y atrae cada año a centenares de miles de visitantes. Creado a partir de 1612, alrededor del palacio que hizo construir María de Médicis, regente de Francia, está dotado de plantaciones, parterres y fuentes. A mitad del siglo XIX, con la apresurada urbanización, el Luxemburgo se convierte en uno de los más bellos parques de la capital, por su singular disposición que combina a la vez jardines a la francesa y a la inglesa. Un invernadero construido en 1830 alberga más de doscientas jardineras que contienen adelfas, naranjos, granados y palmeras. El jardín frutal, herencia de la Gran Cartuja de París, conserva todavía en la actualidad 320 variedades de manzanas y 210 de peras. Por fin, los invernaderos, que no están abiertos al público, excepto durante las Jornadas Europeas del Patrimonio, encierran la colección de orquídeas tropicales del Senado.