El Museo

Un museo, una historia

 

 

 

 

 

 

 

 

Primero instalado en el Palacio del Luxemburgo, que María de Médicis hizo edificar entre 1615 y 1630, el Musée du Luxembourg fue el primer museo francés abierto al público en 1750. Los visitantes pudieron entonces admirar en él los ochenta y cuatro lienzos de Rubens, a la gloria de María de Médicis y un centenar de cuadros procedentes del Gabinete del Rey, pintados por Leonardo da Vinci, Rafael, Veronese, Ticiano, Poussin, Van Dyck o también Rembrandt. Tras el traslado de estas obras al Louvre, en 1818, el Musée du Luxembourg se convierte en un “museo de los artistas vivos”, es decir en un museo de arte contemporáneo. Se exponen allí David, Ingres, Delacroix, entre otros.

 

El Senado, gestor administrativo del Palacio y del Jardín del Luxemburgo desde 1879, hace edificar el edificio actual, entre 1884 y 1886. Aquí se exponen, por primera vez en un museo nacional, los impresionistas, gracias al legado de Caillebotte que incluye obras de Pissarro, Manet, Cézanne, Sisley, Monet, Renoir... Esta colección se encuentra en la actualidad en el Museo de Orsay.

 

Cerrado tras la construcción de un Museo Nacional de Arte Moderno en el Palacio de Tokio en 1937, el Musée du Luxembourg vuelve a abrir sus puertas al público en 1979. El Ministerio de Cultura organiza en él exposiciones sobre el patrimonio de las regiones y las colecciones de los museos de provincias, el Senado conservando su derecho de intervención sobre la programación y el uso del edificio. En el 2000, el Senado decide asumir de nuevo la entera responsabilidad del Musée du Luxembourg, con el fin de llevar a cabo una política cultural coordinada en el Palacio, en el Jardín y en el Museo.

 

Aunque sus primeras misiones, en su calidad de asamblea parlamentaria, sean el voto de la ley, el control del Gobierno, la evaluación de las políticas públicas y la prospectiva, el Senado también debe, en efecto, poner en valor el patrimonio cuya gestión le ha sido asignada. Para garantizar una proyección y un nivel de excelencia en la producción y la organización de las exposiciones presentadas en el Musée du Luxembourg, el Senado ha elegido recurrir a profesionales de este sector. Desde entonces, el Musée du Luxembourg se ha impuesto como uno de los principales lugares de exposición parisinos, permitiendo a sus muy numerosos visitantes apreciar las obras maestras de Botticelli, Rafael, Ticiano, Arcimboldo, Veronese, Gauguin, Matisse, Vlaminck, Modigliani…

 

En el 2010, el Senado delegó la gestión del museo al Establecimiento público de la Réunion des musées nationaux y del Grand Palais de los Campos Elíseos (Rmn-GP), privilegiando tres orientaciones para la programación, en vínculo con su historia: “El Renacimiento en Europa”, “Arte y poder” y “el Palacio, el Jardín y el Museo: el Luxemburgo en el corazón de París, capital de las artes”.

 

Ofreciendo cerca de cuarenta actos cada año y asegurando la programación de un lugar prestigioso, el Grand Palais, la Rmn-GP es uno de los primeros organizadores de exposiciones y de actos del mundo. Productor cultural reconocido, vela por la organización y la selección de los actos, su promoción y la edición de su catálogo. Contribuye, para todos los públicos, a la ampliación y a la mejora del conocimiento del patrimonio artístico, tanto nacional como internacional.

 

Más información sobre el Senado

 

Más información sobre el Establecimiento público de la Réunion des musées nationaux y del Grand Palais de los Campos Elíseos

 

Rendez-vous au Musée du Luxembourg